Home        Historia        Contacto                                               



   Compras:
   
    
    
    

    Compra Digital
    Escuchar

MEOWS, THE
ALL YOU CAN EAT
LP
NT072   (May-2012)

Elegido mejor disco del 2011 por el programa El Sótano de Radio 3, el cuarto Lp de los Meows es como todos sus trabajos, 100% fiel a su sonido y a la vez distinto a lo que han hecho hasta ese momento, y para muchos de sus fans, su disco más redondo. Probada y superada la fase “todo más alto que nadie más”, con el tremebundo "At the top of the Bottom", cambiaron los neumáticos de clasificación por los de paseo y nos entregaron el más juguetón de sus trabajos. Y definitivamente, el mejor. Lo sé, llevo repitiendo esto desde su segundo álbum, pero, ¿que quieres que haga? Los cabrones se aplican.

No es que las constantes de su sonido hayan variado mucho: su particular estilo que resume con apabullante naturalidad lo más elegante y exquisito, y a la vez lo más intenso y excitante, del punk y el rock’n’roll sigue intacto, ya sea condensado en trallazos de 3 minutos sin cepa reconocible, o bien optando por resaltar una clave concreta y tomar caminos más fácilmente identificables que consiguen que no suenen trillados. Ahí tenemos su destilación de lo mejor del rock estoniano -sin caer en ninguno de sus manidísimos clichés, el R&B de Nueva Orleans, la sombra de The Zeros, rock’n’roll negro de los 50’s, aromas 60s mod-beat y una gamberrada freakbeat que suena a Them/Belfast Gypsies haciendo voodoo con los MC5.

Tampoco han cambiado sus intenciones: sólo quieren, como Johnny Thunders, que los chicos (y las chicas) bailen. Pero esta vez no te van a arrastrar a la pista de baile con amenazas y tirándote de los pelos, más bien te engatusarán para que te plantes en el centro de la misma por tu propio pie, con una sonrisa, y en tus mejores galas. Al final, el resultado será el mismo: te acabarán robando la cartera, y el corazón, los muy canallas. Y tú dándoles las gracias.

En palabras del crítico músical Eduardo Ranedo: "He aquí un repertorio que parece hecho a capricho, y que inyecta certeras dosis de high-energy a ese rock and roll clásico que no necesita aparearse con el soul porque ya lo lleva dentro. Qué cosa tan básica y sencilla, ¿verdad?, y qué difícil de encontrar. Ahora que lo pienso, votarlo como el mejor disco nacional del 2011 no tuvo ni gracia."




MEOWS, THE

AT THE TOP OF THE BOTTOM


MEOWS, THE

MORE & BETTER


MEOWS, THE

S/T


MEOWS, THE

PRIVATE SONG


MEOWS, THE

SHE